06 Mar

7 Claves para abrir tu tienda online

Tienda online es un mercado en pleno crecimiento y desarrollo, es una tendencia mundial. Cada vez más son las tiendas que pasan a este canal. Pero hay otro dato curioso y muy prometedor. Las tiendas que sólo operan en Internet, son las que se llevan el principal protagonismo de las compras online. Es decir, que tengas un un negocio físico ya no es necesario para el comprador actual.

Así como te digo que es un mercado en crecimiento, también te digo que es un mercado con mucha turbulencia. Qué quiere decir eso, es cambiante, no hay fórmulas mágicas, hay que estudiar, probar, medir, arriesgarse y trabajar para conseguir buenos resultados.

Si quieres abrir tu tienda online, te conviene armar tu plan, definir cómo quieres abordar tu nueva tienda online. ¿Qué pretendes sacar de con eso? ¿Quién es tu público objetivo? Calcula márgenes, haz números y establece la inversión necesaria en los diferentes conceptos, siempre con la rentabilidad en mente.

En las próximas líneas te propongo los pasos clave nueva tienda online que te ayudarán a arrancar.

1. Compárate con tu competencia

Tu competencia ya está en la red, así que te conviene estudiarla, espiarla… Este es el gran reto que ofrece el enorme alcance que tiene vender online. Y es que, del mismo modo que tu oferta puede alcanzar a todo el mundo, toda la competencia de tu sector presente en Internet es susceptible de tener impacto en tus ventas.

Con internet, se multiplican los clientes y también la competencia. Tiendas online que hasta el momento no habían supuesto un problema para ti, se convierten en competidores directos que pueden impedirte crecer o, en el peor de los casos, robarte la cuota de mercado que ya tenías.

Por este motivo, antes de lanzarte a vender en la red, es importante que realices un buen diagnóstico de tu marca, con respecto a las tiendas online con potencial de convertirse en competidores tuyos.

Analiza su marca, su catálogo, su estrategia de marketing –precio, producto promoción y placement– y, si puedes, ponte en manos de expertos para analizar su SEO e implementar una estrategia de SEO que te dé resultados a medio-largo plazo.

Incluye los marketplaces: también son competencia

Cuando hagas tu estudio de la competencia, ten también en cuenta que no solo la forman las tiendas online de pequeño o mediano tamaño: grandes players como Amazon o Mercado Libre pueden convertirse en competidores tuyos de la noche a la mañana si entran a vender –o incluso a fabricar– el producto que tú vendes.

2. Elige tu nombre – Dominios y perfiles sociales

El dominio de tu tienda online es básico en el reflejo online del esfuerzo de branding o posicionamiento de marca. Tienes que asegurarte de que esté libre y a la venta el dominio con el nombre de tu marca.

Una vez que lo tengas, recuerda que todas las redes sociales de tu tienda tendrán el mismo nombre. Necesitas ser el mismo en todos los sitios para tatuarle la mente a los humanos con tu marca.

Además de la coherencia entre la versión retail, tienda física (si la tienes) y online de tu negocio a nivel de marca el nombre del dominio es crítico para determinadas estrategias vitales en la red, como el SEO

Si aún no decidiste el nombre para tu marca, puedes inspirarte con este post donde te hablo de los 10 pasos para crearlo.

3. Conoce a tus Clientes en la red

Elabora tu Buyer Persona

Lo primero, es tener clarísimo el arquetipo de tu público objetivo, más que eso tu buyer persona, con eso lograrás encajar muchas piezas de tu rompecabezas. Porque conocer muy bien el humano a quién te diriges, le da sentido a tus estrategias de marketing; tanto online, como offline.

Muchas veces para tener éxito con una tienda online, no hay que descubrir un nicho muy rebuscado. La clave puede estar en detectar carencias o plantear una nueva forma de hacer las cosas en las que nadie ha reparado. El pensamiento paralelo puede ser una ventaja diferencial competitiva más que suficiente.

Conocer a tu comunidad es mucho más que saber dónde vive, cuántos años tiene y cuáles son sus ingresos medios. El componente psicológico de la segmentación es básico. ¿Quién quiere ser? ¿Qué quiere proyectar?

Puedes profundizar en la manera de elaborar tu buyer persona para definir a quien te diriges con tu servicio o producto en tu tienda online.

Segmenta para crear tus campañas online

También te apoyas en tu buyer persona para hacer la segmentación correcta al momento de establecer tus campañas online. Donde diriges al cliente o potencial comprador en función de un conocimiento mucho más preciso de sus motivaciones, intereses y comportamiento previo. La segmentación a través de plataformas digitales puede llegar a un nivel de profundidad que no se concibe en el mundo offline.

No pierdas de vista que vender online te permite llegar a más público y más remoto

Una de las grandes ventajas de vender por Internet es que te permite llegar a un volumen de público muy superior al que llegarías solo con una tienda física. Y lo más importante: te permite alcanzar público situado geográficamente muy lejos de tu enclave físico.

Se trata de público al que, adoptando una estrategia de retail puro, solo podrías llegar abriendo una tienda en cada una de las poblaciones donde se encuentra, con la consiguiente inversión económica (masiva) en puntos de venta, personal y stock.

En cambio, con Internet puedes llegar a diversas partes del mundo. Esa es una de las grandes ventajas de vender online: partiendo de una situación física local (tu tienda y/o tu almacén situado en un solo sitio), alcanzas un público geográficamente disperso.

Por lo que te invito a pensar globalizado, descubre lo que los humanos necesitan tu marca, de tu servicio o producto en cualquier parte del mundo. Piensa en grande, sin barreras geográficas.

4. Selecciona los productos para tu tienda online

Una cosa es una tienda física y otra distinta es una tienda online. Este mundo paralelo requiere otros detalles. La disposición de los productos debe ser simple y ofrecer al visitante la seguridad que allí va a resolver o encontrar lo que necesita.

También invitar a ese humano que llega a tu tienda virtual a explorar alternativas o complementos a su solución; de manera natural y muy agradable, sin invadirlo. Incluso mejor si para esa persona resulta una experiencia divertida.

Es importantísimo cómo se refleja, lo que quieres decir acerca de tus productos y servicios en el catálogo de tu web.

Un producto a la altura y un catálogo que hace branding: por ejemplo, si quieres transmitir sofisticación, elegancia y practicidad, tu producto tiene que ser de buena calidad. Si quieres que tu marca sea sinónimo del beneficio que propones, tu propuesta de catálogo tiene que ser un espejo de tu branding.

Destaca los valores de tu marca en cada detalle del catálogo de productos que selecciones para tu tienda online. Pensando siempre en tu buyer persona.

Desarrolla pocas categorías, en las que agrupes de forma corta y sencilla los productos que escojas para tu tienda online. Recuerda que al humano no le gustan las cosas complicadas. Pónselo fácil, que resuelva su compra en pocos clicks y no pida muchos datos personales.

Tan importante es elegir qué vendes; como dotar a ese catálogo de la personalidad de la marca. El branding en empresas es básico y empieza por los propios productos.

La tienda online es importante, pero lo es más tu producto o servicio

Más importante que todo eso, es que tu producto o servicio sea de interés para tu audiencia y de calidad garantizada. Si lo que vendes no interesa, o no funciona, o mientes… da igual lo buena que sea la web y lo increíble que sea la experiencia de usuario. Mantén eso en mente cuando hagas la elección de tu catálogo de productos.

5. Escoge una buena plataforma de eCommerce

Hablando de la experiencia del usuario, este aspecto también es de cuidar. La buena noticia es que existen varias plataformas de uso probado y comprobado que se ajustan al alcance de tus posibilidades económicas. Desde pruebas gratis bajo ciertos parámetros y en la medida que creces hay distintas mensualidades bien razonables. Aquí, sólo te nombraré tres de ellas:

“WooCommerce es un plugin de comercio electrónico de código abierto para WordPress. Está diseñado para pequeños y grandes comerciantes en línea con WordPress”. Wikipedia.

“PrestaShop es un sistema gestor de contenidos libre y de código abierto, orientado principalmente a la creación de tiendas en línea de comercio electrónico. Está basado en PHP, MySQL y Smarty”. Wikipedia

“Magento es una plataforma de código abierto para comercio electrónico escrita en PHP. Fue desarrollada con apoyo de voluntarios por Varien Inc, una compañía privada con sede en Culver City, California. Varien publicó la primera versión del software el 31 de marzo de 2008”. Wikipedia

Ponte a estudiar las bondades de cada una de las plataformas disponibles; con respecto a las características de tu marca, servicio o producto. Hay opciones que te ofrecen plantillas prediseñadas y acceso a la herramienta. Para que tú mismo puedas configurar en pocos clics y de manera intuitiva.

Además, tienen facilidades para realizar la carga del inventario de productos, categorías, códigos, precios.

Ahora es excelente porque no te hace falta saber de programación: montar una tienda online con alguna de estas herramientas es como hacer un puzzle.

Personalízala a nivel de colores, tamaños, categorías de productos y “abre” tu tienda online a la comunidad de la red.

Sé que no es fácil dar los primeros trazos en una página en blanco. También puedes contar con mi apoyo, bien para dar inicio a tu tienda, como para dotarte de un método de trabajo y brindarte asesoría.

6. Invierte para llevar tráfico a tu tienda online

Recuerda que todo suma, la captación o llevar el tráfico a tu página es de vital importancia, si no tienes tráfico tendrás pocas probabilidades de conversión.
Para lograr la captación de tráfico hacia tu web hay diversas estrategias y tácticas que vas a usar. Lo que hagas dependerá de tu capacidad de trabajo e inversión.

  • Marketing de contenido
  • Seo
  • Redes sociales (Facebook, Instagram, LinkedIn, Pinterest, Twitter) y cada una en sus versiones: posts o historias
  • Relaciones públicas e “Influencers”
  • Publicidad nativa en medios digitales
  • Mail masivos, whatsapp, telegram, emessenger
  • Eventos, webinars, podcasts

En este punto, de llevar tráfico a tu tienda online, es donde tu inversión debe estar enfocada. Aquí es donde los objetivos y los indicadores, deben estar muy claramente definidos. Para asegurarte de conseguir los resultados que esperas.

Si mides continuamente, en caso, que no veas buenos resultados; tendrás oportunidad de aplicar los correctivos rápida y oportunamente.

Así es como lograrás conversiones que justifiquen la inversión. #AsíSeRockeaLaRed.

Invierte en campañas en las redes sociales

Lo que es una tendencia cada día más necesaria, es que inviertas en campañas publicitarias diseñadas especialmente para las redes sociales y otros medios digitales; con el objetivo de llevar tráfico a tu web.

En Instagram cuentas con ayudas para tiendas ideales para llevarte el tráfico directo tu web

Así mismo, aprovecha las buenas relaciones públicas y los contenidos muy valiosos para las comunidades. Con ello, puedes lograr reseñas en los medios de alto tráfico que animarán a sus lectores a darte el beneficio de la duda y te visiten directamente en tu página.

Otra manera de hacer que la gente te vea, es a través de personas influyentes con seguidores que se parezcan a tu buyer persona. Selecciona alguno que haga mención a tu tienda o a tus productos y servicios. Hazlo de manera creativa, mientras la mención sea orgánica y luzca natural tendrá mayor oportunidad de éxito.
Puedes jugar bien tus cartas para intentar asociar tu marca a los medios y páginas que consulta tu público objetivo. Planifica una buena estrategia de medios, notas de prensa, envíos de producto a periodistas y generadores de opinión en periódicos, revistas y portales online…

Y recuerda, si consigues menciones por parte de un medio de relevancia, no dejes pasar el efecto y poténcialo todo lo posible. En tu web dale un papel muy relevante a los medios. En la home coloca los logos de aquellos que te mencionen.
Precio y posicionamiento: un precio que sitúa al producto ligeramente por encima de otros productos que sí batallan por el precio, y un posicionamiento en el mercado en el que el precio no es el factor de conversión más relevante.
Owning the media: si hablan de ti, hazlo tuyo. Dale recorrido a lo que dicen de ti, trata de que sigan hablando de tu propuesta en el futuro y conviértete en sinónimo de actualidad.

7. Construye confianza en tu tienda online

Cuando alguien entra en tu comercio, hay muchísimos aspectos que generan confianza, algunos en los que ni siquiera reparas.

En primer lugar, un espacio físico y una persona que te habla de cara a cara generan una interacción con la que nos sentimos cómodos. De algún modo, entendemos que podemos volver a la tienda y que va a haber una persona que nos escuche al otro lado del mostrador.

En el mundo paralelo digital, generas confianza con otros detalles, elementos como:

  • Muestra opiniones de otros clientes: utiliza la prueba social como una ventaja diferencial.
  • Ten una página robusta: a veces da mucho miedo comprar en una página que se cae, tiene errores o incluso que no funciona en absoluto en determinados dispositivos. Cuida tu eCommerce.
  • Utiliza referencias que los usuarios conozcan: sellos de seguridad online o logotipos de entidades bancarias que tengan ese efecto tranquilizador en el comprador.

Conclusión

Son 7 las claves de las que te hablé en este post para que empieces con tu tienda online:

1. Haz benchmarking
2. Elige un dominio web
3. Conoce a tu cliente digital
4. Selecciona el catálogo de productos
5. Estudia la mejor plataforma web para ti
6. Invierte para captar tráfico
7. Construye confianza

Espero haberte animado a abrir tu tienda online. Si tienes tiempo para dedicarlo a realizar todos los detalles que te exige abrir tu tienda online, hazlo con entusiasmo y mucha paciencia, ponle cerebro y corazón. Dale el toque con tu buen gusto.

En caso que quieras ocuparte de otras cosas que también son parte esencial en tu negocio. Tales como comprar y/o producir lo que vendes, hacer alianzas con compañías de transporte y logística, establecer precios, conseguir una solución adecuada para recibir los pagos, ocuparte de los temas legales, políticas y procedimientos internos de la tienda…

No te agobies, comunícate conmigo, que siempre te podemos echar una mano para optimizar tu tienda online con toda la estrategia digital. Porque #AsíSeRockeaLaRed #EnTiemposDeReinvención

Mientras te decides, dime ¿crees que puedes aplicar alguna de estas claves a tu negocio?
¡Leo tus comentarios!

Imagen Película Disconnect
crítica de Disconnect | Henry Alex Rubin, 2012
Disconnect plantea interesantes debates sobre los peligros que se esconden tras las nuevas tecnologías. Vivimos en la era de Internet. La gente está constantemente comunicada a través de los chats, las redes sociales o la telefonía móvil, sin pensar en las amenazas que se esconden en este amplio mundo cibernético, especialmente para los adolescentes, menos conscientes de que tras un perfil social puede esconderse cualquier tipo de persona y que nuestros datos personales o cuentas bancarias pueden ser fácilmente sustraídos por algún experto informático.
He subido todas las montañas del mundo... caminando, soñando y el resto con Google Maps. Soy un estratega digital y me dedico a configurar humanos para poder transformar empresas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *